El blog de Javier Rubio

One-Punch Man y el viaje del héroe

O por qué "Ítaca" de Cavafis miente

One-Punch Man contra Cavafis.

A veces un cómic japonés (manga, para los eruditos en la materia), puede defender verdades ante el engaño de los poetas. Para mí ese es el caso de One Punch Man e Ítaca, de Cavafis. Ambos son famosos en sus géneros. Ambos hablan de un héroe. Los dos, en el fondo, tratan de la felicidad. Sin embargo One Punch Man acierta precisamente donde Cavafis comete un error monumental.

Por supuesto, al ser Cavafis un buen poeta moderno, homosexual y nihilista, estamos dispuestos a perdonarle casi todo. En cambio One Punch Man es un extraño manga, con una mezcla muy japonesa de humor y tragedia. Su crítica puede quedar perfectamente vanalizada por intrascendencia.

Sin embargo, al ser el héroe el modelo que inspira a una sociedad humana (eso debería aspirar a ser), el tema es más serio de lo que parece.

El falso héroe de Cavafis.

Cavafis ve el viaje del héroe como el fin en si mismo de la misión heroica. Ítaca es ese hogar infantil, ajeno a las vicisitudes de la vida heroica, al que ha de volver al final de la vida para poco más que descansar. El célebre poema concluye así:

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

La propuesta de felicidad de Cavafis pasa por disfrutar de una vida curiosa: negociar nácar y ébano en puertos Fenicios, disfrutar de perfumes sensuales y aprender de los sabios egipcios. ¿Posiedon, lestrigones, cíclopes?… Son meros frutos de tu imaginación. Los demonios que llevamos dentro, pero que perfectamente pueden desaparecer del mapa “si no los llevas dentro de tu alma,/ si no los yergue tu alma ante ti“. En fin, la felicidad es disfrutar del viaje, sin luchas innecesarias y volver a tu pueblo natal en el atardecer de la vida para eso… dar gracias, supongo. Y entender qué significan las Ítacas con la sabiduría que has aprendido de los egipcios.

Sabiduría en jeroglíficos, perfumes sensuales y tráfico de nácar y ébano… claves metafóricas de una felicidad que tiene tan poco de heroica como de “odiseica”.

El héroe estúpido de One-Punch Man.

La estupidez de Saitama supera con mucho la sabiduría de esos egipcios de Cavafis. El universo de One-Punch Man es un mundo de súperheroes y súper villanos, en un esfuerzo constante por predominar sobre el resto. Los primeros viven en una competencia constante por ser el mejor héroe. Los segundos buscan dominar la tierra. Muy estándar.

©ONE, Yusuke Murata/SHUEISHA, Hero
One-Punch Man

Entones aparece Saitama, un personaje de 25 años, bastante inútil, calvo, en el paro que se auto-define como “un tío cualquiera que hace de súperheroe por hobby”. Tras un encuentro con un crustáceo gigante y un chaval con barbilla con forma de culo su vida da un giro de 180 grados y decide hacerse súperheroe. Tras un entrenamiento de tres años alcanza tal fuerza que a todos los enemigos los destruye de un solo puñetazo. Lo cual es causa de consternación y fuente de depresión personal.

A los veinticinco años Saitama es un héroe invencible, en el paro, bastante inútil y que vive sometido al más profundo aburrimiento. A partir de esta premisa el manga incluye otros elementos como partes fundamentales de la vida del héroe: la relación maestro-discípulo, la amistad, el problema de ayudar a personas que no quieren ser ayudadas, etc., etc., etc.

¿Quién de los dos gana?

Lo que está claro es que en One-Punch Man, Saitama es un héroe en camino en busca de su verdadero hogar, En busca de ese sitio que es imprescindible y necesario que salve porque de ello depende todo: su felicidad y su reto. No hay que buscar más porque no hay mucho más. Al menos ha comprendido la esencia del verdadero reto que supone ser un héroe. Que Ulises es más Ulises por los Lestrigones que por los perfumes sensuales. Y que, en este caso, la tragedia de derrotar al enemigo de un solo puñetazo vale más que todos los sabios de Egipto juntos.

Al contrario que la poesía de Cavafis, One-Punch Man presenta otro grandísimo punto a su favor: es francamente divertido.
©ONE, Yusuke Murata/SHUEISHA, Hero

Leave A Reply

Your email address will not be published.