El blog de Javier Rubio

¿Es arte o no? Una ausencia a ARCO 2017.

Digresión sobre el arte contemporáneo...

Hay un tema de discusión que no termina de zanjarse del todo… ¿pueden unos bloques cuadrados de piedra con manchones de pintura considerarse arte? Más allá de eso, ¿pueden llegar a considerarse la mejor obra de producción artística de la feria de ARCO de 2017?

La respuesta a ambas preguntas, al parecer, es “sí”.

¿Pueden unos bloques cuadrados de piedra con manchones de pintura considerarse la mejor obra de producción artística de la feria de ARCO de 2017?

Antes de nada, dos aclaraciones. La primera es que este año no fui a la exposición de ARCO de arte contemporáneo. Falta de tiempo y, seré sincero, también algo de falta de interés. La segunda es que el título de la obra ganadora del premio “Piguet 2017 a la mejor producción artística” debe tener una serie de méritos indudables. Cuáles puedan ser esos méritos es algo que se me escurre entre los dedos de la mano, pero no soy un especialista en arte moderno. Así que mi opinión en este caso es, más bien, de escaso valor.

Por eso quiero opinar. Desde mi supina ignorancia en la materia, me parece que la obra de Elena Bajo “All Tangled Up in a Fading Star” (Todo enredado en una estrella fugaz) es indigna de la poesía de su mismo título.

La obra es escultórica: unos bloques cuadrados de hormigón gris, con manchones de pintura blanca, negra y azul (o rebujones de papel maché de los mismos tonos), situadas sin orden aparente bajo una luz más bien tenue. Ignoro el significado y el título, a la par que poético, es más bien vago… Sé que cometo una especie de pecado al buscar un significado o un sentido. Conozco los dogmas del arte contemporáneo: metalenguaje, pureza, hechizo de la geometría, emotivismo a ultranza y, sobre todo, total subjetivismo hermenéutico.

Los dogmas del arte contemporáneo: metalenguaje, pureza, hechizo de la geometría, emotivismo a ultranza y, sobre todo, total subjetivismo hermenéutico.

Ignoro qué emociones y sentimientos hayan podido despertar esos cubos de cemento en las almas sensibles del jurado. Al escuchar el título, cabría imaginar un grandioso súper hombre asestando golpes de espada a un nudo gordiano cósmico bajo la estrella de Peter Pan. O cubos de cemento con manchones de pintura.

Personalmente, pertenezco al ingenuo grupo -hoy una verdadera minoría- que piensa que el arte debe tener un cierto valor estético objetivo. Soy de esos que alcanzo a disfrutar de Picasso por las enseñanzas aprendidas en la escuela de Velázquez. Soy, en fin, de la raza casi extinta de quienes aún buscan en el arte algo de  proportio, de claritas y de integritas. Aprecio los cánones de belleza del mismo modo que aprecio las buenas leyes y los buenos códigos morales. Creo que verdad, bondad y belleza no son planetas de galaxias diferentes, sino espejos de la misma realidad.

Al parecer All Tangled Up in a Fading Star es arte crítico. Pretende juzgar a la sociedad por su falta de expectativas en la crisis económica, social y política en la que vivimos. Representa la pérdida de la relación humana en un mundo cada vez más dominado por la tecnología.

Creo que verdad, bondad y belleza no son planetas de galaxias diferentes, sino espejos de la misma realidad.

El problema es que la obra cae exactamente en el mismo agujero. No remienda la herida: la abre aún más. La instalación de Elena Bajo, para mí -insisto: es la opinión desinformada de un romántico de otro siglo-, es una prueba más de que el hombre del siglo XXI ha renunciado a la moral, al dogma y a la belleza por un plato de lentejas. El arte de Elena Bajo pierde sentido porque no consuela, no pretende cambiar la vida de los hombres. No es más que un quejido lastimero de cubos de cemento.

Eso es lo que encuentro en ARCO, año tras año.

Con vuestro permiso, este año he cambiado la visita a ARCO por una visita al Prado: Goya, Velázquez y El Greco… españoles que me enseñan a comprender este país, su historia y su rara habilidad para sobrevivir.

El año que viene… ya veremos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.