El blog de Javier Rubio

Horizon Zero Dawn: un experimento de feminismo paradójico

Reflexión sobre el feminismo en el nuevo juego de Sony y Guerrilla Games

Horizon Zero Dawn (Guerrilla Games, 2017) es uno de los mejores videojuegos que he disfrutado en mi vida. Me gusta todo: la historia, la jugabilidad, el ambiente, la mecánica de juego, la nivelación, el combate y la caza, los enemigos, los personajes y la protagonista.

Resulta curioso que en el mundo de los videojuegos hablar de una “mujer” protagonista nunca ha sonado raro. Me consta que existen páginas web dedicadas a la reivindicación feminista de la industria “gamer”. Pero hoy existen páginas web dedicadas a la reivindicación feminista de prácticamente todo. Por supuesto, bajo el imperativo irresistible de la moda, el feminismo se ha arrogado de inmediato los méritos temáticos y narrativos de HZD.

No es una broma, aunque lo parezca. En efecto, el pasado 31 de enero The Guardian publicaba un artículo titulado “HZD – the feminist action game we’ve been waiting for” (“HZD – el juego feminista de acción que hemos estado esperando”).

https://www.theguardian.com/technology/2017/jan/31/horizon-zero-dawn-the-feminist-action-game-weve-been-waiting-for

Con esa sutileza característica del periodismo más elevado, nos ofrecen el favor de citar en su mismo artículo al director ejecutivo de la productora del videojuego -Guerrilla Games- explícitamente negando cualquier posible interpretación feminista del mismo.

Es decir: en un artículo que defiende que el videojuego es feminista, citan al director del juego afirmando que el juego no es feminista. Brillante.

Un artículo que defiende que el videojuego es feminista, citan al director del juego afirmando que el juego no es feminista. Brillante.

El problema es que nadie tiene muy claro qué es el feminismo. Una forma de feminismo, quizá se refiere a la reivindiación de los principios por los que la mujer debe tener la misma dignidad humana que el hombre. Como tal, debe poder aspirar  a todos los derechos y deberes a los que aspira el hombre.

En realidad, aunque el feminismo sea el movimiento que promueva esa reivindicación, esa doctrina no es “feminista”. Personalmente, creo que se trata de una consecuencia social, laboral, económica, etc. de la igualdad implícita en el iusnaturalismo.

El problema es que para las feministas ese feminismo por lo general ya no es suficiente. El feminismo no debe ser un mero movimiento de reivindicación de igualdades. Aspira a mucho más: debe ser la (no “una”, sino “la”) clave de interpretación del mundo. Mujer por encima del varón en derechos y deberes. Me quedó muy claro cuando vi en el periódico recientemente que una mujer había decidido abortar a su hijo por ser varón. Espantoso.

El feminismo no debe ser un mero movimiento de reivindicación de igualdades. Aspira a mucho más: mujer por encima del varón en todo.

En esa clave resulta poético el arrogarse el que probablemente vaya a ser el mejor videojuego del año. Puede decir mucho a favor de tu ideología. Además es muy buen videojuego, el concepto es exquisito y la narrativa sólida. No quiero arruinar la experiencia del juego para nadie. Así que simplemente comparto el trailer:

Una característica de las ideologías débiles es la de colgar la propia etiqueta a proyectos, ideas y personas muy superiores a la misma. Decir que Jane Austen o Marie Curie fueron feministas como lo son hoy Emma Watson o incluso el bueno de J.P. Trudeau es tan absurdo como llamar Illuminati a Leonardo Da Vinci. El gran problema: el argumento mismo no lo aguanta. La extrapolación fuerza el concepto y crea una relación significativa paradójica. Si metemos a Jane Austen y Trudeau en el mismo saco, está claro que o el feminismo es una noción tan general que no significa realmente nada, o el feminismo significa cosas paradójicamente contrarias.

Decir que Jane Austen o Marie Curie fueron feministas como lo son hoy Emma Watson o incluso el bueno de J.P. Trudeau es tan absurdo como llamar “Illuminati” a Leonardo Da Vinci.

Volvamos al juego, veamos los elementos “feministas”:

Μujeres importantes: no es feminismo. Desde el albor de los tiempos ha habido mujeres importantes. En el catolicismo la Madre de Cristo, la Virgen María, ocupa un lugar central. ¿Alguna duda? Ahí está la magnífica presentación de la Divina Comedia de Dante.

Diosa femenina: no conocemos un panteón de dioses que no tenga diosas. En las Teogonías el elemento femenino nace junto al masculino.

Protagonista femenina: desde el libro de Ruth y el libro de Judith en la Biblia esto dejó de ser novedad. No es feminismo es mera narrativa. La mujer es la protagonista cuando le corresponde serlo.

Maternidad como un tema central: claramente NO es feminista. Lo último que les interesa a las mujeres que promueven hoy el feminismo radical -tristemente- es la maternidad.

Figura paternal de gran influencia: supongo que esto tampoco es feminismo. Aunque seguro que alguien habrá que sepa encontrar el ángulo …

Mujeres y hombres son iguales: principio defendido por los primeros movimientos feministas. Con razón. Pero no es doctrina feminista. Es originalmente cristiana y, en el ámbito del derecho, propia del realismo iusnaturalista.

Un gran enfoque en la mujer: tampoco es feminismo. Todo jugador de videojuegos guarda en su corazón un resquicio más o menos secreto hacia Tomb Raider. Tomb Raider no es feminista del mismo modo que Super Mario o Zelda no son machistas.

Máquinas asesinas: tampoco esto es feminismo. Creo. Quién sabe si para el quinto o sexto feminismo se empiece a considerar parte de la doctrina ideológica…

Muchas razas conviviendo juntas: no es feminismo, es distopía americana. Exactamente exo. En alguna parte he leído que parte de la genialidad del juego consiste en que, al lograr crear una sociedad feminista, todas las razas pueden convivir de forma no violenta. Para empezar hablar de “razas” es racismo. En la humanidad no hay “razas”. En segundo lugar, el feminismo y el machismo -estrictamente hablando- no tienen nada que ver con el racismo.

Gran mayoría de cazadores y de bandidos “masculinos” sobre “cazadoras” y “bandidas”: supongo que esto tampoc es feminismo. Tampoco es machismo. Es la realidad del juego, ni más ni menos.

Hombres amables y cariñosos: contradice frontalmente las doctrinas de la ideología feminista moderna.

El malo es un hombre: como en el 90% de los casos. Con las honorables excepciones de las brujas, las reinas malvadas y Úrsula. A nadie le sorprende, en serio.

Padres que muestran amor por sus hijos: contradice frontalmente las doctrinas de la ideología feminista moderna.

Ricemos el rizo todo lo que queramos. Horizon Zero Dawn no es feminista. No tiene por qué serlo. El feminismo de hoy en día, querámoslo o no, es en gran medida ideología. Es natural que busque atribuirse juegos, cine, música, filosofía, literatura, etc., incluso cuando esa atribución sea poco menos que ridícula.

Leave A Reply

Your email address will not be published.